Páginas vistas en total

domingo, 27 de febrero de 2011

Cuando


Me llamas.
Me nombras.
Cuentas conmigo.
Me echas de menos y me lo dices.
Subimos en ascensor y te apretas a mi para que quépan los demás.
Hace frío y vienes a dormir conmigo.
Decides visitarme a media tarde cinco minutos y luego te vas a hacer tus cosas importantes.
Me mandas un mensaje pidiéndome que te avise cuando llegue a casa.
Preguntas que me gustaría que me regalasen en Navidad.
Me llevas contigo a las conferencias y tus reuniones.
Me recoges un poco antes para que nos de tiempo a hacer un café juntas.
Preparas la merienda y pones mi película favorita.
Traes vino para cenar.
Coges libros de la biblioteca para mí.
Me pides que te cocine algo nuevo que aprendí.
Provocas mi risa, forzándola a salir.
Me llamas guapa, aún sin estarlo.
No me dejas sola.
Adivinas que estoy triste.
Obviamos los inconvenientes.
Me empujas.
Sobretodo cuando me empujas.



Gracias.

Elegir.



No está en mi lista.

Hay tanta gente a la que me gustaría besar.




Lo fácil que es acercarse,
decir tu nombre,
interesarte por el de los demás,
aplicar la ley limón de Barney Stinson,
y a los cinco minutos de conversación,
decidir si es posible
convertirlo en gemidos
y a veces, seguramente,
nada de eso y decidas seguir charlando,
dejando a un lado el plan A,
porqué según la lógica
de B siempre es posible retroceder a A,
y a veces,
el principio sólo es una despedida.
Encantada de conoceros,
aunque de todas,
solo alguna vuelva conmigo a A.
Por primera vez,
entiendo el juego.
El protocolo de los desconocidos,
que al verse quieren saber
si justo detrás de tus labios
se esconde algún amante
que al hablar,
les dirá, ven conmigo,
o espérame,
o vete, no eres tú a quién yo busco.
Sí, sí, ya soy profesional.

miércoles, 23 de febrero de 2011

Atenea me preguntó una vez qué cosas me gustaban.

Me gustan los poliedros,
me gusta dibujar mujeres obesas,
hombres cúbicos,
me gustan las orejas de los gatos,
la espalda de las mujeres,
las pecas y las manchas extrañas en la piel,
me gustan los zapatos,
la mancha de los dedos de los niños en las hojas de papel,
me gusta como cruje una alcachofa,
me gusta una chica sin joyas ni bisutería,
me gustan los hombre con barba o bigote,
me gusta fijarme en los andares de la gente,
me gusta acostarme cuando ya es de día,
me gusta el olor a especias,
me gustan las lunas, los peces, las manos y los ojos,
las casualidades e intuiciones,
el azar, el olor de un sexo excitado,
los besos en el pecho,
el pelo mojado,
el limón y la sal,
la confianza y la complicidad,
un libro nuevo,
un recital de poesía,
los domingos en los museos,
el vino negro,
lamer con saliva una herida
y comer chocolate después de afirmar que no me gusta.


Y se me olvidó decirte que :
También la ropa interior y coleccionar tazas.

martes, 22 de febrero de 2011

Hoy quiero decir :

Muchos no sabréis en qué consiste ser feliz,
pues puede que yo tampoco,
pero si os puedo contar que es lo que te acerca a la felicidad,
y precisamente no es nada de lo que a uno le pueda pasar,
sinó de lo que tú puedes hacer que pase en la vida de los demás.
Todos y cada uno de mis amigos y familiares son importantes.
Todos y cada uno de mis conocidos son importantes.
Todos y cada uno de mis desconocidos son importantes.
Qué tienen en común?
Pues que cualquiera de ellos podría llegar a hacerme feliz,
queriendo o sin querer,
con más o menos esfuerzo,
ayer, ahora o mañana.
Y puede que también nunca, pero pensar así
sería sólo malgastar una oportunidad más
para dejar que los demás,
al fin y al cabo,
vivan en mi corazón.
Entrad y pasad, poneros cómodos,
prometo trataros como si para siempre
todos y cada uno de vosotros,
pos fueráis a quedar.

domingo, 20 de febrero de 2011


Explosión

Yo me creía sensata y madura,
con prioridades bien claras.
Puede que aún las tenga,
pero mis miedos acechan a mi intelecto y auto-control,
y me asemeje a menudo a una abeja reina
vigilando su panal
o lo que es lo mismo,
un viejo verde forrado tan solo y abandonado
que sólo se preocupa por invertir sus billetes en tiempo-diversión,
para luego saborear la vida como si un polvo rápido fuese,
del que tanto has sentido y nada puedes recordar,
sólo la sensación de correrte, de correrte como si estuvieras solo
y vestido, como si nunca más alguien te fuera a tocar.

Bájate del coche.

Eran 1000km hasta Sevilla, hacia calor y empezaban nuestras vacaciones. Íbamos en un Mercedes viejo, que mi padre había comprado por dos millones, y tapizado de nuevo, que olía a ambientador barato y asqueroso y que contaba incluso con botiquín. Íbamos los cuatro en el coche. No dejaban de discutir. En la autopista acelerando a cada grito. Los niños en estas situaciones lloran. No era la primera vez, hay gente que al volante dobla su capacidad de nerviosismo y violencia, el caso de mi padre era ése. En medio de la autopista paró en el arcén de golpe, el cinturón de seguridad se apretó mucho, tánto que pensé que me había quedado atrapada. Le dijo bájate. Dijo no. Le dijo qué te bajes he dicho joder o te bajo yo. Le dijo que no. Y se bajó del coche y la arrancó de su asiento. Se volvió a subir. A nosotras nos estaba sacando del coche también. No se si por miedo, gritos o porqué ella quiso bajarnos también. O todo junto. Nos bajamos y se fue. No le vimos más hasta setiembre.

Etiquetas del pensamiento infantil

Esa misma niña, que se llama Elena, tiene 12 años y duerme en su cama, que está orientada a la ventana. Se duerme con las sombras de la calle y sus ruidos pegados al techo, uno tras otro, como una gran proyección. No se escucha casi ruido en casa. Un enorme ronquido que no le deja dormir.
Tose, ronca, se mueve, e incluso sueña.
Piensa: "está loco, ojalá que se vaya" sin saber que un día será verdad, y se irá por loco.

Literatura orgánica en memorias infantiles.

Una niña que se llama Elena oye a su padre entrar en casa.
Sólo se pone contenta los domingos por la noche, porqué sabe que al dia siguiente se va de viaje y no vuelve hasta el viernes por la noche, cuando aparece con la maleta y algún regalo, comida y vino. Luego el resto del fin de semana quién sabe. Y hasta el domingo por la noche, que le vuelve a preguntar : y esta semana a dónde vas?

Un niño y ningún motivo

Un niño sale a la calle y como cada mañana exceptuando sábados y domingos, hace el mismo camino para ir a la escuela. A sus padres nadie les ha explicado porqué tienen sus hijos que ir a la escuela y mucho menos, jamás, se lo han preguntado a sí mismos.
Ese niño tiene fe ciega en la escuela, como algo natural, bueno y malo a la vez, por obligación y porqué es cosa de niños.
Así con nuestra condición también y nuestro nombre y apellidos. Así con los papeles y registros, que nos dicen como ser.
Un niño se levanta y salta de la cama, mientras desayuna y come con las manos, su madre le riñe porqué no usa la servilleta. El se relame como puede e intenta limpiarse con la ropa oscura que lleva hoy puesta, para no dejar rastro. Su madre quiere que se lave la cara, pero él no sabe aún porqué. Más tarde en la escuela, su maestra le dice lo mismo. El no sabe aún porqué.
Alguien le manda a jugar, porqué da mucho la lata, y el no sabe lo que es dar la lata pero sabe que le gusta jugar. Ha pensado que será mejor dar la lata la mayor parte del tiempo, para jugar más y mejor. A veces también le castigan, pero eso también le gusta, estar en clase le aburre y no entiende nada de lo que hace. Le llaman payaso y tonto, pero eso a él le parece divertido, y no entiende porqué a su maestra no. Su madre además siempre le dice a las otras madres : son cosas de niños, luego todos maduran, hay maestras que no tienen paciencia. Y eso él si que lo entiende, y piensa igual. Ay qué ver que inteligente es mamá. Soy un niño. Mi maestra no tiene paciencia.
Él hace tiempo que no quiere ir a la escuela, pero sabe que no es discutible. Alguien le explicó un dia que si no lo hace, la policia puede venir a por ti y llevarte cogido de la oreja hasta la puerta de tu escuela.
Así que ha decidido, con todo lo que saben mamá y él, que irá a la escuela mientras tenga que hacerlo, intentará ejercer su oficio de payaso como pueda y intentará aguantar a la maestra que no tiene paciencia. Cuando mamá ya no le llame niño, sabrá que ya es libre y a lo mejor ser uno de esos policias que van a buscarte a casa para llevarte a la escuela.

Lo tiene todo pensado, aunque no sepa porqué.

Sobre tradiciones

Una mujer se levanta y grita,
su pareja, hombre, recuerda a su madre.
Un hombre se levanta y grita,
su pareja, hombre, recuerda a su padre.
Una mujer se levanta y grita,
su pareja, mujer, recuerda a su madre.
Un hombre se levanta y grita,
su pareja, mujer, recuerda a su padre.

Una mujer se levanta y grita,
y está tan sola que no logra recordar a nadie.
Se vuelve a levantar,
ha recordado algo : su madre nunca dejó de gritar,
su padre nunca dejó de recordarle que lo hiciera.

martes, 15 de febrero de 2011

Con nombres y apellidos :


"No es contra ti, es contra la gente como tú. Hiciste creer que lo blanco era negro, y que el gris era un solo color. No es por ti, es contigo. Créeme, que aunque hace mucho que para mi no existes te vigilo de cerca. No por gusto, sino porque estoy en alerta. Los tontos tenemos una ventaja, y es que tontos somos llamados al oportunismo, el resto del tiempo sobrepasamos la ficción y ejercemos la inteligencia. Déjame por eso que descubra, mi nada querida semejante, que inteligencia tienes poca, pero lista eres un rato. Cuando digo semejante, báñate en ironía y no te fascines con mi contradicción.
Ahora te diré que jamás me basé en la desgracia ajena para experimentar felicidad, placer o supremacía sobre el ego sentimental, para empezar porque no tengo con quién compararme y además, creo firmemente en que la comparación carece de fondo cuando la sangre que se mezcla no la escupe un mismo corazón. En segundo lugar, te diré, que resuena como eco tu carcajada chirriante en el linaje auditivo que no cubren mis células ciliares, esas que pitan cuando mueren. Vaya, encima te habré echo un favor, enseñándote algo nuevo con lo que hoy puedas irte a dormir tranquila. Y por último, dejaré de advertirte, aunque la intención era clara. Verás, ahora un consejo, una reflexión, un impulso y un dicho, no mío, sino de toda la vida. El que ríe último ríe mejor, vamos que tendría que haberte cogido el pánico cuando te reías a sabiendas de que yo todavía no había aprendido a hacerlo. Cuando mentiste a sabiendas de que se pilla antes a un mentiroso que a un cojo, cuando no caíste en que el tiempo me pondría en mi lugar por mucho que tú me pusieras en el tuyo y en definitiva, cuando te creíste más lista que el hambre y cuando obviaste que la mentira tiene las patas muy cortas. Sabes, la vida te devuelve cuanto das, y si no diste nada es normal que con nada te quedes, que no pesa más la paja por más espacio que ocupe, créeme. Aunque mejor dicho, ni me creas, compruébalo tú misma ahora que tu vas y yo sin embargo, vuelvo."





**
Y este que se que especialmente lo has hecho tuyo.


Con nombres y apellidos : 16 de setiembre del 2006

Haciamos el amor desnudas, y las sabanas estorbaban. Queria arroparte más que el aire y la luz que apenas entraba. Corrian más mis dedos que tu aliento y a menudo todo era insuficiente. De repente un cargo de conciencia, y todo terminaba. Luego yo me acercaba, e insistia. Cerrabas los ojos. No sé si era un no, pero tu lengua decia que si. Y más allà, al sur de mis caderas me invitabas a un baile, y luego dibujabas palabras que no entendia entre tu corazon y el mío. Alguna vez lloré. Alguna vez reimos juntas en ese mismo lecho. Me invitaste a volver. Y a caminar desnuda por tu habitación. Encenderás velas como la prmera vez, pero cerrarás los ojos como siempre. Es algo que desde siemrpe se. Poder y no querer, no es lo mismo que querer y no poder. Entenderlo te llevó a arrepentirte. De no haverlo echo. Y yo de hacerlo sin tu consentimiento. Intercambiamos deseos. Y un sentimiento de culpa. Amar estará prohibido a partir de ahora. O al menos no será ya tan bonito. Por qué? no lo sé. Siempre hay un 1%.




Y en cualquier lugar, yo pienso.

Con nombres y apellidos : 17 de setiembre del 2006

"Tenia claro que no iba a abandonar mis sentimientos,
pero a veces una decide darle una tregua a su corazon,
y forzada por mi otra parte me he llenado de ausencias.
Ausencias que en escasas horas te convierten en un ser debil,
ausencia que al ser tan grande te convierte en un ser a la retaguardia,
ausencias tan dispares que te dejan la mente en blanco.

He recorrido muchos caminos en una sola noche,
y no he esperado nada,
no se si fue satisfacción o no, comprobar al fin de la noche que no me equivocaba,
cuando la ausencia seguia tan presente que se convirtió en mi nuevo compañero de cama.

Yo tenia claro que no desde el principio,
pero ahora ya no sé,
uno no debe esperar a que las cosas lleguen solas,
uno debe ir a buscarlas,
y en le caso de que no valgan la pena,
alejarse de ellas.


Feliz vida a tu ausencia,
que no te amarres tanto como yo a ella."

Con nombres y apellidos : 8 de octubre del 2006

Asesinó el sentimiento más bonito del mundo a conciencia de que naceria uno mejor, más fuerte o más endeble, sinónimo de fertilidad, en aquel acto horrendo encontraba un trasfondo de sutil belleza y significado inigualable, y aunque le tembló el alma al hacerlo, lo hizo.

Tal vez es cierto que nadie le aseguró una fiabilidad absoluta, sin embargo, hay lugares dónde solo llega la fuerza y el miedo, un latido o un sentimiento, el pulso que se oye cuando tu corazón late acelerado indagando en el silencio de tu voz mutilada, cuando nacen raices o se marchita una flor, el polen del aire o las palabras escritas y encerradas en un cajón, como cuando se dicen y temes que se las lleve el viento, como cuando te olvidas de que existe un recuerdo.

Con nombres y apellidos : 16 de octubre del 2006

Más allá de mi, de lo que soy y vivo, y sobretodo dejando de lado mi aburrido mundo de emociones, entiendo que todo este tiempo no ha sido tiempo, como mucho, tiempo que no he sabido vivir. Darme cuenta ahora, que he estado volando sola, que perdí el tiempo imaginándote a mi lado o esperándome allí hacia donde me dirigía. No es decepción, es sorpresa. Me sorprende mi estupidez. Inmadurez. Lógico. Soy una niña, aún podéis tomarme el pelo, incluso, como ahora, yo a mi misma. Dicen que hostias como estas, ya no te hacen llorar, y por eso mismo no se volverán a repetir, porque no tienen nada más que enseñarte que la propia evidencia. Me siento muy vacía, mis últimos días se han alimentado de nubes de algodón, y se acaban de disolver bajo la lluvia que has dejado caer hace tan solo unas horas. Podrías haber avisado, un paraguas no me hubiese venido mal.

Con nombres y apellidos : 18 de octubre del 2006


Lamer tu entrepierna de memoria,
como un gilipollas se sabe la tabla del uno,
mojarse sin que llueva,
como el tonto que mastica agua


Con nombres y apellidos : 19 de octubre del 2006

Como un insecto o un bicho de cristal,
mi corazón late tan rapido pero tan callado que,
es dificil entender como es que me siento en equilibrio
si a cada paso siento que se acaba el mundo.

Teorias ancestrales,sentimiento inmundo,
la burla más grande y en el teatro más muerto,
será que me tienes acostumbrada a bailar sobre la cuerda floja
a decirme hoy te quiero y tus hechos gritan
"yo te quiero un poco menos"

Grietas, por no hablar de avismos,
es triste que para llegar a ti hayas tenido que pasar por mi,
fué divertido follarnos como locas,
y mentirnos entre todas,
pero los tontos nunca se aburren,
y el inocente se interrumpe a si mismo,
cuando se da cuenta de que
no puede seguir negando evidencias,
que los sueños sueños son hasta que despiertas.


Quién habla de decepción.
Yo hablo de segunda parte.
De las que nunca fueron buenas.

Hablo de segundos, terceros, y cuartos platos.....
todo con tal de no llegar al postre.
Gula?
Pues comete el mundo,
que yo estoy a regimen.

Con nombres y apellidos : 1 de noviembre del 2006


La luna emerge sin sentidos en un cielo demasiado grande para ella. No es luz, tan sólo reflejo. Cuando dos cuerpos se rozan, absorven la esencia el uno del otro. Mi piel jamás ha sido intacta, mi alma tampoco. Todo el mundo conoce el tacto terciopelo de mi sombra, y nadie el estado liquido de mi alma. Todos contempláis los astros que me rodean, y nadie conoce el significado de mis formas. Quién dice que aqui no hay oxigeno y que la gravedad no existe. Talvez sea complicado recorrer un camino lleno de piedras y baches, pero menos logro tendria hacerlo menos complicado. Puede que te hayas cansado, pero todo lo que andaste hasta ahora, nadie podrá robarselo a tus horas, minutos y segundos. El tiempo es algo innerte, y sobretodo frágil. O corres, o lo pierdes, o vives o mueres, duermes o amaneces, amas o te asfixias, vuelas o caes..........


*** foto : retrato de mi espalda distorsionada








con nombres y apellidos : 16 de noviembre del 2006

Creo que con el tiempo las niñas tontas nos volvemos astutas, que cada resignación se convierte en una lección aprendida y todo lo que callamos es todo aquello que tu nunca sabrás. En todo caso, para saberlo tendrás que vivirlo, tenerlo y perderlo. Ventajas que te da la vida, de tanto andar descalza te salen alas. Y vuelas por encima de los demás. Y ellos te miran desde abajo. No sk tu estés mejor, pero por lo menos tus pies ya no se manchan. Hay gente que todavía cree en los cuentos de hadas. O que se creen excepción. Y sólo diré una cosa: si yo soy nada, es porque un dia lo fuí todo. No se qué es mejor. Todo depende. La questión es que al fianl, nada importa.

Con nombres y apellidos : 18 de noviembre del 2007

"Le preguntó que qué tal estaba, y ella sonriente afirmó con un gesto satisfecho. Solia preguntarselo con cargo de ocnciencia y siempre desde un trato reciproco de victima. A ella habia que tratarla así. Porqué era cierto, pero no tan cierto. Por qué las cosas habian sucedido no como deberian, pero si como fueron. Porque a menudo nos compadecemos, y hacemos que se compadezcan, y más cuando se trata de amor, el gesto afable que perdona las heridas se contraresta con una larga carga de conciencia y monotonas conversaciones basadas en el reproche subliminal, o una adultera conducta enfocada al excivicionismo. A veces, normalmente era una chica demasiado preocupada, sin sentido de los echos que ocurrian a su alrededor, y mucho menos, conciencia. Le preguntó como se sentia después de todo, y se lo preguntó con un tono amargo, esperando desencadenar la faceta dramàtica ocn la que ella solia desenvolver sus relatos verbales, no por gusto, sino por defecto.
Pero al contrario de lo que el muchacho esperaba, le sorprendió con una voz dura y emergente, segura y nada quebrada, como era de costumbre. Su gesto ocngelado en una expresión llena de palabras y verbos adecuados, con un sentido de la expressión simple y exisito, sutil y entendedor. Por primera vez entendia lo que ella deseaba explicarle, por priemra vez la chica consiguió ser ella, y no el resultado de errores y cohechos ajenos.


- Y bien, cual es tu conclusión?
- Personalmente opino que a las personas no nos gusta competir.A mi no me gusta competir, ni sentir que compito, ni que algo está en juego. Ni que tengo que ser mejor que. Que tengo que resultar asi, o asá, que debo luchar por. No si no es por convicción propia. Ni si quiera estamos hablando de un juego. Esto es vida. Amor. Sonrisas y lágrimas. Nadie compite por segundos de vida. Los tienes, los ganas o los pierdes. Nadie te quita; das. A nadie le puedes robar; te da.Quienes te expongan ante una situación en la que sientas que debes competir, o luchar por algo, es ese mismo que no sabe que en función de sus gananciales, augmentaran sus pérdidas.

-Oh, y que quieres decir con todo eso?
- Qué tu no sabes lo que te has perdido."

Con nombres y apellidos : 13 de diciembre del 2006



Te asusta encontrarme,
te asusta que no existan limites,
te asusta cual inoportuna soy,
te asusta el cargo de conciencia,
te asusta la infidelidad,
te asusta que te guste todo esto,
te asusta no poder esconderlo más,
te asusta que tu luz me deslumbre,
te asusta que se de cuenta,
te asusta tanto, que a veces,
por ti, no existo.





***
cuando anduve por la cuerda floja.

con nombres y apellidos : el 21 de diciembre del 2006






Puedo sentirte más lejos que nunca,
puedo sentir el desgarro más profundo,
puedo entender el mundo contradecido conmigo,
tánto, que entiendo tener que contradecirme a mi misma para poder sobrevivir.

Puede que no te diga nada,
aunque me empeñe en hacerlo dia a dia.
Puede que estés tan sorda y yo tan muda,
que comunicarse sea dificil, y sentirse imposible.

Estoy viviendo una realidad muy distinta,
y aún con buenas intenciones, el silencio a menudo es letal.
Será pq ya me cansé, o lo di por imposible.
Y a mi más todavía.
Es el amor el elemento que nos ridiculiza,
y nos dice la verdad.
Pues que verdad más estúpida la mía,
qué perdida de tiempo.

Estoy viviendo contenta, pero rota.
Me conformo y confío en que la memória algún dia me falle,
y no consiga que me arrepienta cada vez que decido olvidarte.

Silencio, silencio duerme conmigo.
Vive conmigo.
Se duerme a mi lado.
Respira a mi lado.


Ignoraré tu realidad,
esa tan contraria a la mia,
ignoraré las canciones,
los numeros,
las fechas,
las coincidencias*
ignoraré que dia es hoy,
ni si se acortan las distancias,
no pediré pq no soy pobre,
ni latiré más veces de las que se me permitan....


Cuando escuche una canción de nuevo
procuraré no hacerla nuestra.

Con nombres y apellidos : 17 de enero del 2007




Crees en el amor?

*Sí, porqué no iba a hacerlo?

Pues porque es como creer que hay un monstruo debajo de tu cama...

*Pues claro que creo en el amor, por eso le tengo tanto miedo.


*****


En aquella epoca se estilaba joder los dibujos con letras feas y frases estúpidas.
Dibujo hecho por mi.

Con nombres y apellidos : 18 de enero del 2007


"Todos tenemos un lugar de partida y un destino al que deseamos llegar, todos absolutamente todos perdemos el tiempo en recorrer las distancia que se avecina entre uno y el otro; y todos, por el camino, ganamos de forma proporcional en la que perdemos.

El valor de las cosas se mide en el cómo. Todo sucede y nadie debería buscar un por qué, porque una vez sucede una cosa, toda pregunta referente a ese suceso no lo haría reversible, y por lo tanto sería un gasto de tiempo extraordinario.

Las cosas son como son, no como deberían ser. Por eso mismo debemos esmerarnos en la forma de hacer las cosas, porque eso nos hará responsables de nuestros actos y merecedores de ellos, porque eso mismo nos diferenciará de los demás y a su vez nos hará únicos y tan irreversibles como el tiempo.

Cuando uno ama, ama. Cuando uno dice que ha amado más que otro, debe preguntarse cómo ha amado, y nunca cuánto ha durado su amor por, y mucho menos hacer alarde del grado de fidelidad, como si esa fuera la fórmula mágica para clasificar a los amantes, y así, como el que en vez de romances utiliza las lágrimas que tristemente ha llegado a llorar por otro.
Cuando uno odia, odia. Nunca debe preguntarse por qué, sino cómo ha llegado a ése estado, y así, como en el amor, deshacerse de excusas, que más que motivos, le quitarán la razón. Nunca fue bueno posicionarse en los extremos, y el que varía de un lado a otro sin saber poner límites a ello puede bien considerarse un loco.

Algunos deberíamos preguntarnos más a menudo el cómo. Las palabras y los hechos no tienen sentido cunado sólo se curten de un fin, porqué los medios que se utilicen para llegar a él pueden condicionar tanto la meta como los principios, y en definitiva, nos dejaría sin recursos para poder aprender de los errores, y en ese camino, de un lugar al otro, los corazones tendrían doble forro y todos seríamos iguales, como comodines en un juego de azar, o niñas vestidas de mujer en un burdel."



Con nombres y apellidos : 21 de enero del 2007

".......

Todos los semáforos están en verde, todos me dejan paso.
Ninguno me dice “quieta, no te muevas”, todos me salvan la vida.
Quieres cruzar y avanzar, y es todo muy fácil, todo está en libre disposición para tus deseos de seguir creciendo.

Tu corazón ya no se asusta por miedo a morir, ni tu cuerpo teme ser atropellado. Cuando acelera el miocárdio ya no es por amor ni sobresalto, sino necesidad de sentirse vivo, supongo.

Cuando corres, ya no es por si las moscas, o porque temas llegar tarde, y dejas para mañana todo lo que puedes hacer hoy; las palabras y los silencios, un verbo o un hecho.
Cuando escucho nuestras canciones ya no entristezco porque se que ya se las habrás dado a otra, cuando leo lo que escribías ya no albergo esperanzas, porque el tiempo no admite reclamaciones, y si te sirve de algo, cada vez que pienso en ti, procuro decírtelo, pero para entonces también es tarde y lo que pienso ya no es lo que he dicho.

Nacen dudas y no me espanto, porque eso ocurre desde hace mucho. Sigo sintiendo lo mismo, pero ya no me ilusiona porque sólo es rutina. Algunos días me angustio y padezco ansiedad, como si estuvieras lejos, y se me olvida recordar que hace mucho que no estás. A veces me sorprendo in fraganti imaginándote, como una loca que no sabe lo que vive, ni vive lo que hace. Otras me hallo muy lejos de la realidad que vivo y para cuando logro regresar, ya he vivido mucho en sueños.


Qué se puede esperar de quién cuenta los segundos que ha estado contigo, y le resta los que está sin ti, de quién lleva la cuenta exacta de las veces que apareces en mi boca y no se deshace de la mala costumbre de vivir el antes y no el después; qué se puede esperar de quién espera, o de una cabeza que vive más de ti que sin ti.

Qué se puede esperar de quién hizo del amor un margen de error, y de los errores evidencias de que había amado, quién podría entender que más es menos, y menos es más….?






Yo, supongo.


....."




firmado:
H
[enamorada no es la palabra]


***
no coments

Con nombres y apellidos : 26 de enero del 2007

"Creo que lo único que puedo decir
es algo con lo que mostraros mi estado
y mi estado simplemente es
una forma de afrontar las cosas
porque después de tanto bloqueo,
hay que relajarse, porqué
las cosas son más fáciles de lo que parecen,
+ es -, y - es + .... y mi risa fácil es contagiosa,
y el brillo de mis ojos es inocencia,
ganas de pasarlo bien
porque apenas alcanzo los 20 y puedo decir
que todavia me queda muchísimo por vivir
como para hacer juicios sobre nada
y menos aún
para dejar que los hagan sobre mi...
mi corazón late en mi boca
en mi pecho albergo sueños
en mi voz mensajes cifrados
con cosas tan buenas
que no todo el mundo sabe ver....
pero si notáis..............."



Hablar para ellos y con tanta evidencia, cuando en realidad sólo pretendía hablarle a ella y no decirle nada.

Con nombres y apellidos : 7 de marzo del 2007.

"O
cuando hacemos el amor
y yo permanezco bocabajo
y tu te tumbas sobre mi
y respiras en mi nuca......"


Estaría acordándome de ella, o de nosotras, según se mire.

Con nombres y apellidos : 12 de septiembre del 2008

"No sé que decirte mi amor,
no creo haber estado enamorada nunca
ni tampoco que lo hayan estado de mi...
Todo fué interés hasta que apareció la amistad
el sexo y las necesidades,
lo singular y particular,
la posesión
y luego la necesidad de compartir,
eso es todo.
La felicidad te llega cuando estás solo
y decides que también puedes compartir
y el quién ya no importa...
O si,
si que importa
pero no tanto como creemos.
Inteligencia emocional,
autocontrol,
vínculos afectivos,
ni la mejor psicologia del mundo nos podria hacer entenderlo...
Es la vida quien te lo pone en bandeja,
no tengo mejores estrategias pero si una mejor visión de todo
panorámica, 360 grados
he dejado los ángulos
vamos a por las grandes perspectiva,
vamos a darle sentido,
significado,
nunca es tarde."



En algún momento de resignación, supongo.

Con nombres y apellidos : el 17 de setiembre del 2008 le escribí esto a Esther:

"No te enfades si soy romántica y aún pretendo encontrarte,
no te enojes si ya no soy dulce y me interesa más saborear que alimentarme,
que no te de vergüenza darte por aludida ni te sorprenda que te comprenda,
que no te asuste herirme con tus sentimientos porque yo ya no los tengo,
ni te acobardes cuando quieras declarar lo enamorada que ya no estás,
que no te sepa a mentira la verdad ni te duela la ficción,
que no te asuste pensarme dos veces seguidas si yo sólo lo hago una,
créeme si no te digo que te amo aún, puedes pensarlo y no creérlo,
imagina que aún te quiero a sabiendas de que ya no me acuerdo de cómo."


*****

Esther fue uno de los grandes motivos por los que escribí mucho y a muchas horas y sobre muchas cosas. Seguramente el mérito fue la cantidad de cosas que llegó a despertar en mí. Ella lo sabe, y me lee. Nunca he tenido que explicarle nada, siempre supo que escribía lo que pensaba, y jamás al revés. Disfrutadlo. Estoy intentando rescatar algunos de los textos que escribí a razón de mi historia con ella. Muchos se perdieron o se quedaron en algún lugar al que no logro regresar por falta de pistas. Son sobretodo curativos. Como todo el amor que tuve y compartí con ella, antes, durante y después. Esther, "con nombres y apellidos" es un pequeño retrato de los recuerdos que llevan tu nombre. Siempre he querido hacerte este regalo. Gracias.

sábado, 12 de febrero de 2011

El amor y los libros



para mí comparten definición.

Creo que empiezo a entender



Ahora te quiero más todavía,
como si las emociones tuvieran su propio ecosistema,
y el principio de la supervivencia fuera la única verdad absoluta
entre tu y yo.
Te quiero porqué me quieres,
me quieres tan bien que me dejas quererte,
aunque no vayamos a querernos nunca más,
como ahora y desde entonces.
Somos especie protegida,
nunca podrán extinguirnos,
sólo si decidiéramos depredarnos mutuamente.

Sobre lo anteriormente escrito

El pasado es lo evidente y sin embargo,
cuando tienes que esperar a que ocurra,
una vez en ese preciso instante ahora ya presente,
no te percatas que has estado ejerciendo de historiador y visionario a la vez,
y te sientes como un velocireptor en bicicleta buscando sus coordenadas más allá
del momento que lo cosió al tiempo.
Pues no está tan mal saber que es lo que va a pasar.




Vaya premonición, a modo de deja vu o flashforward.
Escrito como si de una herencia existencial se tratase.
Pero mira la fecha.
Es lo más sorprendente de todo.
Wow, Elena, wow.

miércoles, 9 de febrero de 2011

MiAmorEnFebrero

Despierto en tu casa y no me importa ver
como en febrero la primavera se adelanta
y se convierte en un virgen adolescente
precoz y atroz, ósculos por todas partes
y el sentido del tacto hipo-desarrollado,
porqué en tu cama se ejerce el poder de la mirada
y los diluvios y temporales que provocan los fluidos,
y así podemos extinguir las ganas
o el sexo, que debe consumirse antes de abandonar las sábanas,
siempre tan mojadas, siempre tan manchada.
Y el olor corporal que luego aparece,
ese es el otoño, como cuando caen las hojas,
a nosotros nos cae el sueño,
el sueño de empezar a tocarnos.
Febrero y el sol, la primavera precoz.

lunes, 7 de febrero de 2011

Como son las cosas.



No esperar y hacer que las cosas ocurran
esperar y ver como ocurren las cosas
la diferencia es que en uno tendrás la oportunidad
probablemente, muy probablemente,
de ver como las cosas sí son como tu quieres
y en el segundo caso
tendrás la oportunidad de ver como son las cosas,
tal vez, sólo tal vez,
como tu quieres.

Pasaporte



Metáfora o paralelismo,
no lo sé,
mi vida a menudo se suspende de hilos
que a su vez
a globos rellenos de helio
que posiblemente
en contacto con el oxigeno
puedan disolverse
y hacer de mi
objeto volador
o materia inerte
con tanta gravedad
que nadie dudaría
que he caído de las nubes
con el objetivo de ser más mundana y más real,
y que dejé el idioma del aleteo y las sombras en el aire
para aprender cada fonema y sentido de los verbos.

Porqué sueño.



Léolo decia:
porqué sueño no lo estoy,
porqué no lo estoy, sueño.
Yo digo que:
he soñado tanto
que tal vez si lo esté
y si lo estoy
a soñar me debo
sin poder más que asumir
mi falta de libertad
y voluntad
cuando se trata de ti.

Adivina adivinanza :


No sabes a nada,
ni si quiera a lo que aparentas,
ni si quiera a lo peor,
ni tan sólo a algo bueno.
Adivina adivinanza,
al final eres nada.

viernes, 4 de febrero de 2011

Me gustaría hacerte feliz





como los olores a los recuerdos,
o las cenizas al color negro.

Qué estás pensando? Qué estás sintiendo?

(Por qué? Quieres simplemente saberlo?)
Hasta el agua empatiza con los elefantes
más que un humano gilipollas con otro humano gilipollas.
(Hasta que llegues a comprenderlo)

Si te vas por qué me tocas?


Me tocas,
te vas,
me tocas,
te vas,
me tocas,
me tocas,
y me vuelves a tocar,
y yo no hago más que pensar
que es imposible que me estés tocando,
que seguramente ya esté loca,
o muy loca,
porqué juraría que aquí tu no puedes estar,
que según mi experiencia siempre te vas.


Te vas,
me tocas,
te vas,
me tocas.

Será que sólo cuando te vas
siento que me tocas,
y mientras me tocas,
mientras me tocas...
No. No debe ser cierto,
te debes haber ido.

martes, 1 de febrero de 2011

Pájaros en la cabeza




[Para poder recorrer el mundo de las ideas sin necesidad de moverme de sitio, ni de lugar, sin necesidad de abrir los ojos o estar dormida. Pájaros en la cabeza para cruzar las estaciones del año y todas las coordenadas por placer y gravedad, por desafío a la inercia, por fidelidad al principio de las ideas, por amor a la energía personal y al poder de la mente.
Pájaros en la cabeza para poder cambiar el mundo.]
Me tatué una luna detrás de la oreja,
dos peces en el vientre surcando mis ingles
y una mano con un ojo dentro en la espalda y las iniciales C.E.M.
Si se acaba el mundo o el Sol se apaga la oscuridad de la Luna harà que la marea suba y llegará a mi oreja el ruido de todas las caracolas de mar anunciándome en código y frecuencia la fatídica noticia. Hará lo mismo cuando encuentre al amor de mi vida.
Esos dos peces en mi vientre mantendrán húmeda mi fertilidad,
y la corriente y dirección en que deben ir las cosas,
del corazón al sexo, del sexo al mismo sexo y si algún dia nadan a contracorriente,
morirán electrocutados y yo puede que también, por ser tan piscis.
Y ese pequeño ojo, en esa histórica mano,
en mi espalda,
vigilará tanto mi suerte que el destino lo tendrá difícil para cumplirse a su voluntad.
Esas tres letras del alfabeto son las que describen mis genes y
puede que se fundan con mi espina dorsal.
De todos modos ya he cosido esa tinta a mi piel
y un mensaje personal,
por si algún día la memoria me falla
aún me quede el jeroglífico de la intuición.



Saliva de gato

Me dejé arañar por todos esos gatos porqué supe que luego serían los mismos que vendrían a curarme las heridas y así tomarían como costumbre mi piel a su lengua, tan curativa que ni el peor de los males que es la falta de amor própio, volvería a infectarme hasta los genes.
Y desde entonces mi lengua también tiene pelo y segrega saliva curativa, y yo que ahora también araño luego sano, a todos los que como yo se olvidan de que para dejar de sufrir primero es necesario sentir y resignarse al dolor. A todos los que como yo siempre supieron que no somos dueños de nuestras vidas, sinó de la de los demás.