Páginas vistas en total

lunes, 19 de noviembre de 2012

Nunca llamo.

Me quiere (dentro)
y yo estoy (tan fuera)
que no remueve ni un apice mi marea (en calma)
y aunque intenta lanzarse (conmigo)
resulta que, además de nadar aprendí a no ahogarme (sola).

Determinismo

Viene del otro lado
y no me importa nada más
porqué si ha llegado hasta aquí
y aunque no sea por mí
algo querrá decir.

martes, 13 de noviembre de 2012

Entre nosotras

De todas las mujeres a las que leo
todas se mecen en el sexo.
En el sexo que todos desconocen,
en esa clase de sexo que sólo compartimos.
Es el sexo que se mezcla con otros tapujos sociales,
con el yo más feo y el yo más valiente,
con mi parte más subversiva y la más curiosa,
la más plástica y también la más carnal.
Es el amor que sólo existe entre nosotras,
las vaginas, los pechos, el pelo, las sonrisas,
las miradas, el amor penetrable y no precisamente desde dentro.
Muchos dicen que no es sexo ni amor,
muchos dicen que no es posible.
Que vengan y lo vean, que se sienten entre mis libros que hablan
de los penes que no tengo, de los dildos que quisiera,
de la pornografia que no contemplo o la vida punk que siempre anhelo.
Que se fijen en nuestro retrato en el cine
en los cuadros o en la música,
que se queden con dedos por contar,
que busquen y solo encuentren literatura en carne y hueso,
de la lengua y los dientes de quienes lo hacemos,
porqué allí donde se cuenta deja de ser cierto.

Ni sí ni no. Pero no me importaria.

Ojos,
mirada,
dientes y labios.
Todo está en la lista.
Esas uñas que me daban miedo,
ahora resulta que tocan la guitarra.
Eso me gusta más.
Ese color tan bonito
y en su tonalidad perfecta;
eso, eso me mantiene atenta.
Ese acento que no es el que yo esperaba,
La verdad,
no me importaria, perderme cuando me buscas,
aterrizar un poco más abajo
y después verte pasar por encima.

La chica de la tetería

La chica de la que me enamoré
y que dejé que me enamorara
se lo pasó muy bien conmigo,
siempre hacinedome creer lo grandioso que podia ser todo
y lo pequeñitas que éramos.
La chica de la que me enamoré aún
mes escribe entre lineas y se piensa que no lo sé,
se piensa que todavía creo,
que todo lo que dice es verdad
pero sin ser del todo cierto.

Me preguntaré que gana ella ilusionando al mundo
mientras sólo pierde la ilusión
al hacer, de todo lo que siente, sólo lo que calla.
Me preguntaré después porqué sabiéndome ilusión,
sabiéndome sentida, no la callé antes.


Las cosas que miro desaparecen.

Mirar los horarios y correr
correr mucho con tal de hacerlo contigo
y que corras tú también.
Mirar mi agenda y correr,
correr mucho para gastar mi tiempo contigo
y que tú lo gastes también.
Mirar, mirar los días en el calendario
para pasarlos contigo
y que los cuentes tú también.
Mirar, mirar la hora muchas veces
para perderte de vista
y que me pierdas tú también.

lunes, 12 de noviembre de 2012

Pegamento

Para tu ombligo
para tu entrepierna,
tus oídos,
para tus tobillos y tus dedos,
en las fosas y en las rodillas también.
Para que andes muy pegada a tí misma,
para que los chicos no te metan nada,
para que en tu nariz no entre nada,
para que por tu boca no se caiga más la baba,
para que ni yo ni nadie puedan contarte nada.

Para que cantes mi canción

Te he escrito esta canción para que la cantes tú.


Ayer fue mejor porqué hoy se demasiado,
tus manos en los bolsillos me tienen preocupado,
ese boton perdido y esa camisa hortera,
tus tatuajes trentañeros
y mis plasticos sexuales.

Algo se rompe y no soy yo,
si me miras una vez más
no disimularé el acento y
sabrás que nunca estuve aquí
cuando hablabas de todos esos,
de todos esos momentos en los que
yo no te daba besos.



Comer mujeres.

Voy a romper las ventanas y
voy a comerte tan viva que
ni los gusanos querrán salir de
toda esa seda que hacía bella su existencia.

domingo, 11 de noviembre de 2012

Pechos

No ha pasado un año
y tu y el mundo habéis cambiado.
Se erizó en noviembre
y conoció a un gato,
aprendió a dormir con sus migrañas
y decidió cantar en la ducha.
Se enganchó al café y a las responsabilidades,
renegó de su romanticismo
y se atrevió a mostrar su indiferencia.
Se miraba al espejo
y sus pechos,
sus pechos también habían cambiado.

Verte venir.

Diría que ya estoy muerta
si no fuera porqué aún puedo
elegir que recuerdo cuando,
cuando vienes y me tocas,
y me tocas porqué vienes.
Diría que ya estoy muerta.

jueves, 8 de noviembre de 2012

Del amor al sexo con amor ocasional

Cientos y cientos de granos de arena bajo mis pies,
luz de gas y una sonrisa estúpida.
Se que he perdido el tiempo y no me importa,
mi imaginación siempre me lo agradece.
Las sonrisas te las puedes quedar y el tiempo que no tienes para mí,
no hace falta que me lo devuelvas.
El egoísmo que tanto te pesa y te hace estar triste,
gracias por no habérmelo dado a mí también.
Doy la vuelta y mira,
cientos de orgasmos a la espera,
cientos de besos y manos,
cientos de amores que vienen a tiempo
y despedidas de verdad, queridas y deseadas.
Nada de nada,
y eso es lo mejor de todo.
He cruzado el puente
y me siento más perfecta.
Quién lo iba a decir?