Páginas vistas en total

domingo, 30 de enero de 2011

PD

(y espero que fuera de ella seamos capaces de encontrarnos)

Declaración de amor absoluto :



- A la adversidad que invade mi vida.
- A el amor que viene en cuenta-gotas y después en forma de diluvio universal.
- A mi alma resiliente.
- A mi cuerpo desterrado.
- A mis emociones comunistas.
y
- A la obesidad mórbida de mis sentimientos.


Trenes, camiones y tractores.


Tanta fuerza.

domingo, 23 de enero de 2011

A silence, a failure to act, a small untruth, a bold and naked lie...

Deception comes in many shapes and sizes. There is the small white lie, where the intention is to be kind, to avoid hurting someone's feelings with the truth. At the other end of the scale there are the big deceptions : lies told to escape punishment for wrongdoing, lies told to defraud, to cheat, to bear false witness. Another kind of deception is allowing someone else to continue with a false assumption, when we could put them right whit a word. But do we always need or want to know the truth?

So, as Thomas Grey wrote :"Where ignorance is bliss, tis folly to be wise".

jueves, 20 de enero de 2011

miércoles, 19 de enero de 2011

Obvio.

Ser o estar. Nunca parecer.

Para qué seguir disimulando.

(situación real)

Me dijo :
Depende de si eres de las que hasta que no lo consigue,
nada! no paran... o de si es mas un capricho,
entonces si se te pasará...

Y le contesté :

No soy ninguna de las dos cosas.
Soy de las que no puede evitarlo,
de las que no se cabrea con el mundo si no le corresponden,
y de las que sabe cuando parar.
Estoy parando, pero no puedo evitar que me encante.
E intento llevar lo mejor que puedo ver las idas y venidas,
y su interés por otras personas,
mis imaginaciones y todo lo que no puedo ver.

Y no, no entristezco,
no me importa el curso de las cosas,
de hecho, no cambiaría nada de lo que siento,
está bien así,
porqué a solas me sigue pareciendo
algo bonito que poseer,
y algo para lo que, aunque no lo parezca,
todavía estoy a tiempo de compartir.

martes, 18 de enero de 2011

Mujeres M


De qué estarán hechas ellas, con ese pecho tan escondido y ese olor descomunal.
Por qué nadie podrá evitar mirarles y en qué momento les hemos otorgado esa categoría.
Será verdad eso que dicen, que de la forma a la esencia existe un abismo, a veces muy cierto y otras para nada, más que para caer en el tópico, tan negro y profundo.
Dicen que alguien les puso ese nombre, esa categoría gramatical, y para colmo la semántica que se codea con el resto de lexemas y disidencias, como si fueran familia, provocando el efecto dominó del sexo y el número.
A todos nos lo han enseñado desde pequeños, mucho antes de aprender a leer y escribir, para que nos ahorremos el pensar.
Y sigo pensando en ellas, que no son todas las que conozco. Hay diferencias, son extremadamente distintas, en esencia jamás las podría identificar como muje
res, féminas, damas o cualquier otro sinónimo, aunque exista el muro eterno de la anatomía, tan estúpida como articulable, y sí, eso pensé yo, todo lo que se puede mover, articular, doblar, girar...acaba rompiéndose, desmembrándose... con lo cuál dejé de pensar en eso, y admití que al fin y al cabo todos pensamos con el rabo. Aunque no queramos. El falo universal está presente ya en nuestro nacimiento, en nuestro DNI, en nuestro espejo, en casa, en mamá y en papá, y mucho antes que nuestros dedos y muñecas, nos desvirga sin que duela, lubricando nuestro cuerpo con tanta información y estímulo, con tanto esmero y dedicación que la sensación de abrumación acaba convirtiéndose en rutinaria comodidad. A alguien una vez le pareció bien hablar por hablar, repetir el significado de una misma palabra y extenderla al resto. Nunca nadie se atrevió a nombrar las cosas por su nombre que al fin y al cabo, es el significado propio que posee para nosotros, no para el entendimiento del resto.



Mujeres M, de male, que en otro idioma que no es el mío ni el vuestro, quiere decir macho, animal con rabo, aunque así yo lo entiendo y a lo mejor tú, prefieres Hombres F, o talvez se te ocurra cualquier otro sustantivo, término o lexema con el que nombrar justo lo que quise decir, o algo parecido, incluso lo que a ti te pareció.

lunes, 17 de enero de 2011

Altruismo o flotador.

Cada gota de fluido sanguíneo que salió por el catéter me pareció una oportunidad menos de ser herido. Esa bolsa entera llenándose de mí, me pareció un pequeño bunker con que aislarme. Esa pequeña transición de mi ser meramente física me pareció la mejor manera de viajar de entre todas las que conocía. Ese color rojo espeso y ese burbujeo sensible al movimiento y la oxigenación, me pareció el estado más puro y auténtico de mi ser. Estéticamente deslumbrante, si pudiera, llenaría los museos de servicios de donación física, porqué claro está, la mágica y la estética, se perderían si yo pudiera regalar también mis ideas. Creo que con el carburante burdeos, el mundo puede seguir girando solo, por amor, muerte o donación.

viernes, 14 de enero de 2011

Flood your mouth

Salivar y no tragar hasta derramar saliva de tus labios tan encorsetados en ese gesto que cualquiera diría que te pagan por cerrar la boca como un cocodrilo recién capturado : a la fuerza.
Luego coges aire y un poco de esa saliva pasa a tu laringe, que se irrita porqué esa no es su vía de paso. El esófago pide ser hidratado y tú sólo ahogas tu capacidad para respirar.
Torpe animal, habría pensado Darwin. Esa es la evolución de una especie, cuando por error y voluntad, se deriva a la muerte.
Alguien más le hubiese replicado, pero es tan evidente que el ser humano es el primero en deshacerse de razones que, cualquiera podría justificar el porqué de ser considerado un animal inteligente, con emociones, como los demás, però además con pretensiones autoritarias. Y sí, tristemente, cómo los demás animales, territoriales al fin y al cabo.
Y luego, tus músculos tan tensos y tu hambre tan muerta que, come sin querer lo que le pida la ansiedad que se deprime al pensar que ningún gesto podrá quemar las calorías que ingiere y para colmo, ese cerebro tan saturado, ese pecho tan encogido, esa voz tan temblorosa y esas ganas de llorar. Pero no lo haces.
Qué ha cambiado de antes a ahora?
Por qué ya no eres sensible a ti mismo?
Eres, como diría Darwin, residuo existencial en potencia, es ese espejo ilusorio que usas mal, el que convierte tu Yo en un auto concepto recortable, contaminado, ni siquiera parecido, en lo más mínimo, a ti, a lo que los demás ven.
Se creen las ballenas tigres o el pájaro salamandra?
Empieza a tragar saliva, hazlo bien. O también puedes escupirla. Eso es más humano todavía.

Pensando en hablar.

- Tengo ganas de comerte a todas horas.
- ... (silencio)
- Tengo ganas de decirte "te todo".
- ... (silencio)
- Tengo ganas de besarte y contestarte las llamadas.
- ... (silencio)
- Tengo ganas de ser tan dulce como tu, de darte al menos la quinta parte de lo que tu me das con tanta facilidad.
- ... (silencio)
- Tengo ganas de callarme cómo tu lo haces.
- ... (silencio)
- Sobretodo tengo ganas de estar contigo.
- ... (silencio)
- Tengo ganas de dejarme llevar, como tu lo haces.
- ... (silencio)
- Ojalá algún día pueda disimular tánto como tu.
- ... (silencio)
- Ojalá pueda hacer y deshacer, como haces tu. Sin más.
- ... (silencio)
- Ojalá pudiera hacértelo, como me lo haces tu a mi.
- ... (silencio)
- Pero es verdad, no hablamos de follar, sólo de intentarlo.

Así yo.

Me preguntan y les cuento.
Falta emoción, dramatismo.
Qué queréis, los hechos o la historia.
No tengo nada que contar.
Estoy de luto.
Estoy dirigiéndome.
Estoy en plena digestión.
Y vuestra cara de asombro y sorpresa,
me molesta, me molesta mucho.
No me pertenece esta historia y si estoy en ella,
todavía es por error.
Y ya sé, ya sé que cara se me pone,
ya se que me escondo,
y salgo a mirar como brilla el Sol justo cuando llueve,
pero y qué,
tengo derecho a decidir hasta que hora la calma está conmigo.
El equilibrio no es imposible.

Take a Break

Estoy en plena suspensión vital, deseando tocar el suelo, pero es como si la fuerza de la gravedad no me hiciera efecto.
Joder!

miércoles, 12 de enero de 2011

Justificación personal o nota a pie de página.

Sí, soy de las que cree que la condición de victima no se adquiere ni hereda, sino que se ejerce.
Me encantaría encontrar un término adecuado, eso de victima, en sociedades como la nuestra, pues la verdad es que no me lo creo.
Y callar es parte de ese ejercicio, cuando tu decides ser la parte débil como si en el bando opuesto sólo existieran los fuertes.
Se que hay en juego muchos más factores, los psicológicos, los económicos, los físicos, pero en fin, esta vez hablaba por mí, por mi historia, y creo que lo que soy, para bien o para mal, es responsabilidad mía, además de otros también, pero sobretodo TAMBIÉN mía.
Por eso me niego al rencor, a la rabia, por eso me niego a hablar más de la cuenta, a sufrir por todo, me niego a maldecir que los que me rodean sufran ahora o que estén nerviosos todo el tiempo otra vez. Me niego a pasar por lo mismo una y otra vez porqué nada me pilla por sorpresa y aunque es cierto que la calma últimamente ya no viene a mí, yo si que opto por ir hacia ella, porqué moralmente esa sí es mi opción y eso, mañana, también será mi responsabilidad.

De tanto callar.

De tanto callar hemos convertido el silencio en un ejercicio profesional
además de que nos hemos ganado con creces los honorarios actuales :
si callabas por miedo a la reacción, si silenciabas cada injusticia, si no te atrevías a nombrar las causas y no quisiste ponerle nombre a tu herida, cómo pretendes que ahora alguien pueda
alcanzar el ecco de lo que nunca fue dicho?

La violencia y el miedo sólo viven en paz en silencio.
De todos modos, creo que nunca fue una guerra,
sinó un pacto. Puedes llamarlo chantaje, y seguramente fue así,
pero nadie nos tapó la boca, ni si quiera el miedo podría ser responsable
de todo lo que nos callamos.

Podemos llamarnos a nosotras mismas victimas, y seguramente lo fuimos,
pero no se nos puede olvidar que la responsabilidad también fue nuestra.


De tanto callar,
se acaban las excusas,
dejan de entenderse los motivos,
y sólo se pronuncian las consecuencias.


Qué harán los demás?

martes, 11 de enero de 2011

Caída libre de las notas musicales

Llegará el día en que las notas musicales quieran imitarnos
y se dejarán caer sobre los días
en caída libre como si fueran luz atravesando el universo en dirección a nuestra retina.
Ellas llegarán más lejos, más allá del oído, la memoria.
Por qué es tan difícil impregnarse con melodías y es tan fácil recordar las imágenes que nos deja la luz?
Se han enfadado tanto que ya han empezado a abandonar los pentagramas
y emigran en busca de su destino,
como si todas buscaran una oreja, o un refugio.
Hay canciones que recuerdo con letra y todo,
pero siempre cuando quieren se van,
y cuando quieren vuelven.
Me pregunto a dónde creen que van,
si solas nadie las entiende y acompañadas nadie las distingue.
Me pregunto porqué no se conforman con ser y estar, y dejan el parecer para otras dimensiones,
que por supuesto no son las melódicas.

Ay, ya han empezado a caer,
en caída libre,
una a una,
y la música se deshace
y quién sabe si volverán a verse algún día
o si se echaran de menos.

It's not the things you say

Si yo fuera Kele Okereke
lo cantaría más alto,
in my mind I can feel you coming
dice,
y yo que le creo pienso:
por qué sabe lo qué estoy pensando?
y lo que es peor:
por qué siente lo que yo estoy sintiendo?
(Kelepatía de mierda)

domingo, 9 de enero de 2011

Las otras.

Ya no, se ha hecho tarde y cuando quiero alcanzarte estás muy cerca, tánto que ya noto la diferencia entre las mariposas dentro del estómago o en la boca, tánto que ni un tartamudeo podría rescatarme y hacerte creer que algo pasa. Y parece que tú lo has buscado, y parece que pese a dejarme encontrar, me aburrí ya pronto. Tú vienes a mi vera, yo lo se. Te sientas y esperas, yo lo sé. Y cuando hablas quieres que sonría, eso también lo sé. Y yo lo hago, pero ya no es una reacción, ahora sólo soy espejo y lo sé, tú estás tan guapa como yo, aquí sentadas, esperándonos, y son tantas las que pasan, son todas tan lindas y tienen tu misma mirada y tu misma sonrisa y es verdad, no soy caprichosa, ni tampoco tan paciente. Se que no era un juego ni tampoco verdad. Se que era esa clase de cosas que pasan sólo en un universo paralelo, dónde todos vivimos pero al que nadie pertenece. No te enfades ahora. Estabas muy guapa cuando creías que ganabas, cuando te dejaba ganar. No te enfades ahora, no te vayas así. Puedo seguir aquí sentada, pero dejame que mire al resto cómo haces tú. Ellas son tan guapas....

No me lo creo.

Yo era una persona pequeñita cuando me di cuenta de que era una niña,
Yo era una persona menos pequeñita pero tampoco mayor, cuando descubrí que me gustaban otras personas. A esa misma edad, sabía que esas otras personas también eran niñas y otras, no se porqué, también eran niños. Se diferenciaban por marcas y partes del cuerpo. No sé porqué, a mi sin embargo, me hubiera gustado poder distinguirlos por los juegos que a cada uno de ellos les gustaba o según se les diera el taller de cerámica, que era mi momento preferido de la semana.
No sé porqué, ahora que no soy tan pequeña sigo creyéndome ( sin quererlo, casi de manera inevitable) lo que una vez me contaron de pequeña, si ahora que no lo soy, yo también he descubierto que a los niños, a menudo, no se porqué se les esconde la verdad y para colmo, se la disfraza y sobre-etiqueta, como si el valor de aprender con el tiempo y la experiencia no fuera algo también para enseñar, como si la impaciencia fuera la Reina Madre, como si por naturaleza no nos pudiéramos diferenciar cada uno y a los demás, por medios propios. A veces me hubiera gustado nunca haber aprendido a hablar o ojalá, jamás poder haber entendido lo que me decían. Me ocuparon demasiado en ello y de bien pequeña, se me olvidó lo de pensar por mi misma y ejercer la sospecha de vez en cuando. El lenguaje a veces es traidor, tanto que engaña hasta al corazón.
Lo sé desde que era un ser pequeñ@ y lo sé ahora.

sábado, 1 de enero de 2011

Manda-miento


No tengas como prioridad a quién te tenga como opción, eso lo dice una ex mía y tiene mucha razón.

No te tomes en serio a los tontos que hablen, sobretodo si presumen de lo que carecen y les encanta encontrar en los demás los errores que ellos mismos abanderan, como la hermana de una amiga mía.

No prestes atención a lo que no es tuyo, o lo que es lo mismo, preocúpate de tu vida y será más tuya, preocúpate de la de los demás y dejarás de saber quién eres, por eso facebook engancha tanto.

No respondas a lo que no entiendes, sean palabras, hechos, sentimientos, insultos, golpes... simplemente trata de buscar una explicación, que no una justificación, y sabrás de qué va eso del amor, las relaciones, las amistades, en fin, el cariño humano entre dos, en grupo, o hacía uno mismo.

Cuando sepas algo, dilo. Compártelo. No calles tanto o infectarás de ignorancia a los demás y con ellos tu vida. Di lo que piensas, piensa en lo que dices. Métete en el bucle de responsabilidad que requiere ser honesto y sincero con uno mismo y los demás.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Pero sobretodo Manda- sobre ti, y deja el -miento para fantasear delante de un espejo. Lo cierto es que tu vida está dónde estás tú y mientras rozas a los demás. Las palabras ayudan a rozarse, el amor y la amistad también. Lo intangible y lo significante, como el sentir o el valor de lo que se dice, son complejidades muy acordes a la sencillez que nos invade. Otra cosa es que nos guste siempre parecer interesantes y seamos obsesos de lo barroco emocional,
de las terceras personas y la labia visceral,
que hacen de la vida un drama muy hortera
y además nos infecta de imbecilidad.
Responsabilizate de tu vida,
y la lógica estará aprovada para el curso que viene.

Cómo un lobo?



paso a paso?

(y así se extinguieron los lobos)

De los colores


Gris, precioso gris, que no eres ni blanco ni negro, que dependiendo del día me alegras o me incendias. Eso eres tú.



Gris,

precioso gris,

que no eres ni blanco ni negro,

que dependiendo del día me alegras

o me incendias.

Eso eres tú.


Páj.


Siento el placer de volar libre,

de soltar la cuerda cuando tiran de ella,

de caer al vacío cuando no hay suelo

o ser la única dueña de lo que callo.