Páginas vistas en total

martes, 5 de junio de 2012

*
*
*
La calles que hasta entonces estaban dormidas,
empezaron a mirarme y desteñir todos sus colores.
Las horas que hasta entonces siempre me esperaban allí dónde iban,
empezaron a correr y revolotear a mi alrededor.
El hambre que hasta ahora sólo era un instinto de supervivencia
empezó a parecerme algo poético
y el sueño con el que me despido cada día
esa noche decidió quedarse a tomar la última copa.
Pensé en el significado de valiente,
y antes de dormirme entendí que
de todos los pasos que damos,
son los que nos despiden a la espalda
lo únicos que podemos contar
aunque nunca más
los volviéramos a ver.
*
*
*

*
*
*