Páginas vistas en total

viernes, 24 de diciembre de 2010

Eres la de siempre
y sigues siendo mi misma,
y sin embargo nos sabe a nuevo
lo que hace tiempo dibujamos
en el aire tan sólo con los dedos.
Con cerrar los ojos me basta,
y no necesito retroceder en el tiempo.
Es lo mismo.
Sabes igual.
Y el prisma ahora deja ver muchos más colores
y muchos más ángulos,
y entre tanto destello las formas ya no son las que recordaba,
pero nunca miré a través de un prisma, excepto a través del tuyo.
La gente suele conformarse con microscopios,
otros con telescopios.
No se si me interesa el detalle o lo que está más allá de lo que alcanza mi vista,
me interesa la forma, lo que está delante, la luz, las deformidades.
Todo eso es lo que yo quisiera ver,
siempre y a todas horas.
Y es cierto,
no tiene precio
poder volver a sentir
ese aleteo,
en cualquier momento
y cuando menos me lo espero.

Esta vez sólo lo disfrutaré.
Siempre hay alguien nuevo,
después de alguien conocido.
Lo mismo con los sentimientos,
siempre.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

La declinación morse de la primera persona. Lexema y desinencias de los códigos de comunicación de una Tourette emocional.

Si has pensado un poco en mí
te habrá llegado el mensaje que te envié
con ciento setenta y séis pestañeos
que en código morse
a velocidades distintas
sólo eran excusas
para no vernos
(a pesar de las ganas)
y tú luego,
alguien me lo dijo,
te quejaste porqué nadie aparecía
en el remitente.
(tenías razón,
para casi nada excepto para esto,
hay que ser valiente en esta vida).
Punto, raya y punto
el morse y mis pestañas
son lo único que me queda
para hablar con claridad.
Todo lo demás
se pierde en el camino.
(Entre lo que digo y lo que entiendes,
entre lo que callo y no imaginas.)

Duda o atrevimiento?


Entre hablar y hacer
sólo hay palabras que devienen actos
o actos que luego son justificados.
Cuando no existe justificación ni reacciones,
algo falla y se ausenta la lógica,
que por no atreverse
se convierte en duda.

DEF. DE TO BE IN LOVE

Hace calor pero se está guay.

Hace calor pero se está guay.

Hace calor pero se está guay.

[BISS]

No te has enamorado

Es verdad que a veces nos gusta pensar
que de tanto acordarnos
ese nombre se nos va a grabar
y su cara
aparecerá en todos nuestros sueños
y al despertar cada mañana,
pero no te engañes,
no te has enamorado,
sólo estás aburrida y aunque
no te importaría,
y aunque sabes muy bien que podría ser,
y quién resultaría perfecto,
al final ese es el verbo que matiza tus encantos,
y ese maldito estado,
siempre aguando el momento,
hasta que te gritas a ti misma,
delante de ese espejo,
hoy te echo de menos,
a nadie más
sólo un poco de mi misma,
y vuelves a gritar,
no nos menospreciemos!

Recordar.

Es esa ropa que te hace oler bien,
son estas luces que disparan todas tus fotos
y son esos pasos que das al andar.

Todo lo demás es prescindible.

Business

No puedo disimular mi desagrado
ni tolerar
un despecho o resentimiento
que tenga cómo móvil
la libertad del vuelo sentimental
que hace nuestro corazón al despegar,
accionando sus diminutas alas
a la comodidad del viento
con el que se deja empujar
y luego se balancea,
a quién se le ocurre legitimar
el derecho a limitar con redes
el vuelo del miocardio
y puedo luego dormir tranquilo...
Prefiero resignarme cien veces antes,
prefiero sentir ese pellizco de celos tan primitivo,
a atar y maldecir, la felicidad de los demás
por miedo a no cargar con todos y cada uno de mis motivos
y así, con alas maltrechas que de volar tan alto se agotaron.
Es hora de descansar y tomar fuerzas, deshacerse del miedo
y olvidarse por completo de que en algún lugar existe alguien
que nos vendrá a rescatar.

-Yo soy muy feliz,
tan sola y tan acompañada,
yo soy muy feliz,
porqué al final del día
estoy conmigo
y nunca me echaré de menos.

(Le dije cuando me queria convencer de que todos eran unos capullos y yo una maravilla universal que todos estaban desperdiciando y nadie se merecía. )

- Y ellos no se pierden nada, ni yo tampoco. Ganaran en otro lugar, como yo. Los negocios son así, los negocios son asi querida amiga.

martes, 21 de diciembre de 2010

Skinny heart

Si no lo ves a lo mejor es que tu corazón está ciego y ni con tus mejores gafas podrías verlo. Hay cosas que ni se ven ni se aprenden a mirar. Hay cosas que se perciben, y para eso simplemente hay que tener sensibilidad, o como mínimo un corazón permeable, sin marca-pasos ni dictaduras cerebrales. Deja de pensar y empieza a imaginar, te prometo que no te hará daño, al menos no tanto como puede doler darse golpes contra la realidad por vicio a una ceguera ensayada.


¿De verdad eres tan tont@?

miércoles, 15 de diciembre de 2010

ASTROLABIOS


Aún no se cuál es el poder que ejerce la melomanía sobre las personas
para poder cambiar el ritmo de sus vidas y asosegarlas
cuando más deprisa van,
cuando parece que han dibujado una órbita
y dejan de ser astros para ser satélites,
aún no se cuánto maga ha sido mi transformación,
cómo para no abandonar nunca
el nuevo himno que se cose a mi memoria
sin poder cantarla,
porqué astrolabios ha empezado a ser una propiedad intelectual
que me permite besarlo todo, sin querer hacerlo.
Y de todo lo que astrolabio,
la mitad se convierte en mágia
y todo lo demás se posa en el fondo de mi cuerpo
y así mis pies parecen plomo
y no me hace falta la gravedad para pegarme al suelo.



Un asterisco en la palma de mi mano,
una acotación de tu puño y letra.

SABIDURÍA


Ella por fín en el teatro,
en su propio teatro,
con sus propias obras,
con su propio cuerpo,
ella es el atrezzo número uno en...

"LAS OTRAS MUJERES"
"LAS QUE FALTABAN"
Y PROXIMAMENTE
"NO ESTOY SOLA"

AUTOESTIMA

ANTROPOFAGIA

martes, 14 de diciembre de 2010

La alfabetización es sólo otro invento para no pensar. El empowerment de los analfabetos. Happening Pornoverbal.

Algo me ha fallado en estos meses - dijo la escritora - he dejado de escribir para mi y por mí y he empezado a escribiros a vosotros, para vosotros. Esto es un error, no era la idea, aunque se ha convertido en esto mismo.
Tal vez puede que simplemente haya tenido que ser así. Sólo han sido unos meses. He compartido mis anotaciones personales en la calle, en las paredes, en los reflejos de los grandes escaparates. Las miradas se han cegado conmigo en mi peor momento aunque por no decirlo, muchos no han notado nada.
Justo cuando sentí llegar al primer lector empecé a vomitar prosa, todo lo que pensaba era tan simple y lo que escribía tan común que hacía por hacer y os explicaba cosas que en cualquier bar os podrían contar, con la misma gracia, quiero decir. O sin la misma. - Se quitó las gafas, cerró los ojos, se tocó los párpados e intentó hundir un poco sus ojos con la yema de los dedos. Los volvió a abrir y continuó pensando en voz alta - Ahora ya me he acostumbrado a escribir en público.

A veces siento la misma verguenza que el primer dia en el que voy a una playa nudista, el primer dia que follo con la chica que quiero o la primera vez que robas y temes ser pillado. Es alucinante no? Ahora como todo lo que produce cosquilleos, ya me acostumbré y lo mejor lo estoy saboreando. Volver a escribir desde la intimidad pero ante el escaparate. Ser tan yo que ni Dios me entienda, ser tan mentira lo que cuento que cualquiera pueda creer que es verdad y ser tan propia la manera de decirlo que nadie se pueda apropiar de mis mentiras. -

Y se calló. Miró hacia delante. Estaba en pelotas sentada en esas silla de tela sedosa, en la que notaba palpitar cada músculo de su vagina. Seguramente ya lo había mojado. Estaba sentada, y desde arriba contaba los pliegues de su barriga. Cuantos menos más gorda estás, se decía a sí misma. Y se reía a carcajadas, alzaba la mirada y los focos la inundaban de luz blanca, que hacía que su piel ligeramente bronceada pareciese residuo esquimal. Cuando se deshacía del blanco focalizaba su atención en el cristal y al otro lado la gente pasaba caminando, algunos se habían parado y con rubor esperaban a pocos metros a ver qué ocurría.
Se sentia como un puto animal salvaje encerrado en una jaula. Otro, un salido romántico, se había pegado al cristal y la provocaba lamiéndolo mientras una japonesa hortera la fotografiaba. Escuchaba el zoom, una y otra vez, enfocando sus hojas, sus manos, su risa- Maldita puta, -pensó-me va a joder las ideas- Volvió a bajar la cabeza, miró la hoja escrita y su mano, pensó entonces : tengo unas manos jodidamente bonitas. Huelen a lo que huelen. A que esta noche he llegado al fondo. Y con ellas voy a escribir y con este olor se irán las palabras y cuando lo lea y relea me acordaré de todo esto.

Movió las piernas, se sentó bien. Se rascó el pecho, se humedeció los labios y se dejó caer el pelo sobre un hombro haciendo un movimiento estúpido de cabeza, que la jodida japonesa también captó. Se puso a escribir. La gente seguía pasando de largo, otros se quedaban allí, otros sabían de que iba esa mierda. Llegó el interprete. El actor. Llegó desnudo y se situó detrás de ella. Empezó a leer lo que ella escribía. Menudo genio, se la estaba follando desde atrás, le estaba penetrando el cerebro de una manera descomunal, casi podía leer lo que todavía ella no había escrito. Ella miró a su público delante, y dijo :

No queríais improvisación, cabrones? No queríais arte? Yo he salido de casa, me he desnudado y estoy escribiendo mis palabras delante vuestro como si estuviera haciendo una peli porno amateur y vosotros sólo sabéis poner esa cara de pajilleros y lectores aficionados? dónde están los que nunca han cogido un libro en su vida porqué alguien les dijo que no sabían leer? dónde están los que no escriben porqué creen que a nadie les interesa su vida? dónde están los que los pedantes como vosotros llamáis analfabetos? dónde están los que saben escuchar y los que cuentan problemas? Iros pacientes de dibán, iros pedantes de mierda, iros los que tengáis objetivos caros y el zoom mental puesto en lo macro, a tomar por culo los que ya no usan el diccionario!-.

Y se miraron, y volvieron a reírse, a reírse con maldad, provocación, alevosía, drogados, colocados o que se jo. La gente empezó a escupir al escaparate, a darle patadas al altavoz que conectaba el interior con el exterior, los fotógrafos fotografiaban su boca, como si estuviera recitando un manifiesto pornoverbal, como si estuviera corriéndose encima de la hipocresía y poniéndosela dura a los burgueses. Como si ella fuera una perra y él su pastor. Como si fuéramos ovejas alfabetizadas y eso nos restara condiciones al alma atenta, a la oreja activa, a la emoción cachonda, a la dermis cifrada.
A ella le dió igual, reacciones que iban a llover igual. Y él por fin leyó todo lo que estaba por escribir mientras ella, literalmente, movía la mano como si estuviera jugando a la ouija y con la boca, silabeaba todo lo que escribía, tanto, que incluso babeaba, cosa que también le daba igual :

" Se ha tocado tantas veces que tiene anestesiado el clítoris.
Hace eso para estimular su vagina, aún tiene cortes y el placer le es más caro pese a que lo cobra muy bien. Cada penetración tiene un precio de 68 francos.
Hay épocas en que le escuece mucho y tiene que masajearse en agua caliente, tanto que a veces le ha llegado a quemar la polla a más de un cliente y también las manos a más de una.
Su piel negra la medio maldecía. Su trabajo en el circo consistía en saltar de un trapecio a otro, dar vueltas sobre cuerdas que colgaban del techo y luego brincar como un mono dentro de un maiot tan rojo que casi siempre se confundía con la tela de la carpa, por suerte era negra y el foco que la seguía durante el espectáculo rápido.
Luego entre actuación y actuación atendía a los caballeros y a los jóvenes también. Alguna que otra vez también a señoritas. Hay otra clase de circos en las ciudades, aunque nadie lo sabe.
Ella era de las pocas elegidas y representantes de esa clase de negocio.
No sólo puta. No sólo negra. No solo circo. No sólo mono.
Ella también era : Raxanne.
El nombre que colgaba de su puerta.
Debajo de la x habían grabadas 72 x más,
cada vez que abría su vagina al mundo,
ras-ras, crucecita.
El primer día un señor le pregunto si le podía pagar con moneditas en vez de con billetes grandes y ella aceptó. El señor le introdujo una a una todas las monedas allí adentro, tan frías, tan pequeñas, hasta 23.
Ella luego una a una se las fue sacando.
El segundo día,
una mujer un poco hombre le pregunto si podía atenderla.
Ella dijo sí.
Esa mujer entró y se colocó un enorme cinturón con un pene de madera, tan erguido que encima suya Raxanne sólo parecía un péndulo.
Esa mujer mojó toda la cama y se quiso quedar a dormir.
Raxanne no le cobró, porqué le había besado muy bien
y no se sintió penetrada, más bien bienfollada.
Esa misma noche apareció un adolescente.
Quería perder su virginidad.
Raxanne le dijo, sea lo que sea, seguro que ya lo has perdido.
El muchacho no pudo esperar, y nada más verla desnuda ya lo había puesto todo perdido.
Ella le dijo, puedo recogerlo todo si quieres, o puedes hacerlo tú.
El quiso que lo recogiera ella y esa noche le cobró por lametones.
En esas 72 cruces se habían acumulado muchos flujos,
muchas palabras, mucho dinero, mucho pelo arrancado,
mucho gris. Todos era blancos. Ni un puñetero negro la había visitado.
Ni nada parecido. Tanto negro sobre blanco, ella terminó cerrandose.
Ni tocandose. Ni con agua caliente. Ni con dilatadores ni lubricantes.
Al final todas le dolían igual. Se cortó para facilitar la entrada.
Ni así, ni con esas. Desistió. Pero su oficio era aquel.
El circo era bonito, pero su lecho era perfecto.
Pese a que le doliera, pese al gris.
Algo nuevo cada día, y siempre conmigo misma.
"Es curioso, a mi ell@s siempre me parecen iguales y yo nunca les parezco la misma "- se decía siempre.
Ni si quiera tenía que disfrazarse, ni simular ser otra. Ello@ siempre eran distintos y a ella, siempre le parecía el mismo.-
"Ser puta consiste en eso.
En dejarte ver siempre y resultar distinta,
en acomodarte a todo y nunca sentirte en casa."
-se autorecriminó-
"Pero gano dinero y es mi cuerpo
y de algo tendré que vivir,
y a alguien tendré que darle vida"
-se reafirmo-. "


Y los dos repitieron frente al escaparate.
Ahora inundado de putas, vagabundos, estudiantes, pobres, niños, gente normal y corriente, con periódicos gratuitos, con libros de biblioteca bajo el brazo, con bolsas de supermercado y ropa usada, mal afeitados y mal peinadas, feas, gordos, guapos y discretos, analfabetos por decreto, ignorantes, incrédulos, creientes, muertos de hambre, muertos de curiosidad, muertos de risa o muertos de aburrimiento.
En definitiva :
Todos los que antes no estaban.
Repitieron :

"Ser puta consiste en eso.
En dejarte ver siempre y resultar distinta,
en acomodarte a todo y nunca sentirte en casa."
-se autorecriminó-
"Pero gano dinero y es mi cuerpo
y de algo tendré que vivir,
y a alguien tendré que darle vida"
-se reafirmo-. "


Y sí : SE CORRIERON allí mismo.
La gente vomitó, se fueron, corrieron, huyeron, se mearon frente al escaparate, gritaron, golpearon el cristal, lo tapaban con retales y ropa, la gente escribía groserías en el cristal con pintura, carmín . Las putas aplaudían. Los señores también. Las vírgenes se sonrojaban, las amas de casa se reían, los puritanos golpeaban a la muchedumbre y a los niños les daba igual.
Otros tomaban nota, algunos lo grababan en video-casero, otros corrieron a comprar papel y lápiz y algunos simplemente a buscar algo que leer.
Otros empezaron a gritar "Raxanne-Raxanne!"
Otros : Hija de puta!
Algunos : Callaban y se corrían, como buenos lectores,
acompañando a sus palabras, a lo entendido,
literalmente fijando la mano de la escritora en su propio placer y dejando caer
la entonación del que narraba sobre su subconsciente
que emergía como un nuevo oído capaz de leer sin necesidad de poseer ya más la vista,
sentido secundario, en este caso usado por la escritora, para despertar la imaginación dormida
de todos aquellos que una vez fueron anestesiados
con las malas praxis de los médicos del verbo,
de los que leen pero no escriben
de los que escriben pero no leen,
de los que hablan por hablar
y de lo que es peor,
de los que aprendieron a simular
el arte de escuchar(se).

.
.
.
.

Vamos a matar la cultura
si no dejamos que
la gente se moje cuando llueve
o se ahoguen aprendiendo a nadar
.


mío

.

Condición de clown hasta la muerte!

Si te digo la verdad
no cambiaría ni una sola parte de lo que soy
porqué incluso cuando estoy triste y sólo escribo tristezas
o cuando algo me duele mucho
no pretendo quejarme ni provocar el eco
y me recreo en ese preciso instante en el que descubro
que la vida es tan breve y rica
que quejándome de lo oscuras que estás las cosas
no conseguiría encender tantas luces
como las que día a día enciendo
aunque llueva
truene
nieve...
La verdad es que no daría nada por cambiar lo que soy,
si la vida es esto
ser fuerte debe ser vivir
y la alegría debe ser el fruto de todo lo que me rodea.
A veces me cuesta estar contenta,
a veces es casi imposible no hablar del color negro
y muchas veces preferiría estar sola
pero luego
descubro
que es casi una fobia querer estar acompañada,
inevitable reírme de todo
y un placer provocar las carcajadas.
Alguien ya me dijo una vez,
eres tan payasa...
te ries de ti y de mi,
de ellos y de nosotros,
de él y de ti otra vez
y no te da verguenza
admitir
que a veces
incluso se te olvida llorar.


Pero admito que,
llorar lloro!
(de alegría casi siempre!)


lunes, 13 de diciembre de 2010

...

Ojos fuera de órbita
que temen pestañear
y tranquilizar a un corazón
que dormía tan asustado
que al despertar
siempre sentía húmeda el alma
y con gran disimulo
supo crecer
sin llorar demasiado
para no desentonar
entre los que dormían soñando.

domingo, 12 de diciembre de 2010

Flash II

Me pegaba muchas veces pero normalmente me hablaba mal o me gritaba o daba golpes a los muebles y me asustaba más. Porqué al menos cuando te pegan el miedo dura un segundo, tres, diez, veinte, lo que tarda en darte e irse. Cuando te gritan, te hablan mal o dan golpes la sensación es distinta. Es un eco abrumador, es la tensión y el preludio de una tormenta e incluso una alarma o una larga espera para al final, terminar en lo mismo.
Muchas veces yo le provocaba. No existe provocación es verdad, pero los golpes si se pueden provocar. Puedes pedir a gritos que él se enfade, otra cosa es que te pegue o no, te asuste o no, te de miedo o no. También es verdad que a veces el mismo montaba el circo. Cuando venía con ganas se notaba.
Una vez llegó tarde a comer, le habíamos esperado mucho rato y durante la comida de repente agarro una botella de agua y la estampó contra la pared. Entonces le dije "imbécil" por muchas razones que ahora aquí no puedo explicar porqué no caben. Después me miró a los ojos, se levantó y me dijo que me fuera. Le dije que no, que y una mierda. Me agarró del brazo y tiraba de mi. Me tiró al suelo y me dejé caer, me levantó agarrándome del pelo y abrió la puerta de casa. Me dejó en el rellano y cuando empecé a pegarle patadas a la puerta de casa mientras oía como lloraban dentro y él gritaba, abrió la puerta y me cagué de miedo. Me volvió a agarrar del brazo y me acompañó a la escalera. Me dijo : baja! Le dije "Que no joder" -Te he dicho que bajes joder! - Y me cagué de miedo más aún y empecé a bajar. Se fue a casa y cerró la puerta. Subí las escaleras y decidí esperar en el rellano que había en la planta de arriba, que era un tramo final de escaleras que daban a la puerta de la terraza, junto al hueco del ascensor.
Lloré mucho rato, se me hizo eterno porqué en realidad no tube que esperar tanto. Saló mi madre y mi hermana. Con algunas cosas mías.
Nos fuimos a la calle.
Llorando.
Dónde vamos?
Voy a llamar a K-- ...
Estás segura?
Nosotras nos iremos con tu tío C---o.
Yo me voy con K--.
Luego llegó ella y lloró con nosotras.
Le contamos algo.
No todo.
Es imposible contarlo todo.
El miedo es algo difícil de describir, porqué antes de verlo ya te ha tragado.
Dos días después volvimos a casa.
Y no sé si todo fue normal otra vez o que hicimos muy buen papel.
No me acuerdo todo se borra después del miedo y te acuerdas sólo
de los momentos en que has estado huyendo.
Ni la espera ni el después son memorizables.

Si K-- lo lee, sabrás de que te hablo.

sábado, 11 de diciembre de 2010

Desterrandote

Seguramente me lo merezco
y pienso
que necesito un tiempo para estar mejor,
porqué mereces toda mi atención
pero nadie es de nadie
y yo
la verdad
no soy una de esas amigas tuyas
que la comen tan bien
y sí
es verdad,
quiero estar un rato más contigo
en tu sofá.

He debido madurar
porqué ya casi nada me importa
y todo se me pasa en segundos
sobre todo los enfados
después de cada orgasmo.

Cariño, al quedarme dormida
supe que tu ya no sabías
si yo estaba muerta o viva
y
seguramente
no soy más que otra fugitiva
de tu bonita sonrisa,
como una amante y odiante
de todo lo que debes
a los cuerpos de los peces
que han nadado tan cerca de tu cama
que al aletear
salpicaban mi espalda
y tu
con tu lengua
me secabas
y al final
yo siempre te daba las gracias.

Seguramente me lo merezco,
y está en la punta de tu boca
cada pez
como un anzuelo
la duda de si tú también
estás muerto.

jueves, 9 de diciembre de 2010

- Por qué iba a poner yo resistencia alguna ?
- No lo ves ? Tiburón, no huyas!
- No huyo. Las piscis nos dejamos llevar por la corriente porqué si no... morimos electrocutadas... Quieres saber la verdad?
- Quiero saber tu verdad, estrella de mar, crustaceo, pececito, octopus, marítima, submarina... burbuja!
- Pez. Pez. Siempre Pez.
- ...
- No me importa que estés tarado, no me importa a qué te dediques, no me importa el color de tu pelo, ni el nombre de tu sexo, no me importa que quieras o no quieras, no me importa si eres de fuego, viento, tierra o agua como yo, puedo aletear fuera del agua, ahogarme con oxigeno, hacerme a la brasa o volver a la vida submarina.
- Cállate. Esa teoría barata de promociones nocturnas y televisivas... signos, signos y más signos. El futuro, las características trascendentales y las categorías astrales, que sabrán esas pobres brujas de los peces, de las piscianas, qué sabrán de las almas líquidas cómo la tuya.
- En realidad prefiero eso a teorizar con bibliografias de tercero de sociologia o tesis antropológicas.
- Si... es la misma psicología barata...
- En realidad, sólo me importa llevar a cabo mis proyectos, recorrer el camino, hacerlo en compañía, poder decir que he cumplido mi sueño, o lo que es lo mismo, que viví mi vida intentando que se pareciera a como la soñé, a como la soñamos, para ser exactos.
- Pues vuelve aquí y decide: quieres caminar o quedarte aquí plantada ?
- No es tan fácil cariño. Siempre me viste como una pequeña bola de plastilina, mezclada con diferentes colores, uniforme y extraña a la vez, residuo y novedad simultaneamente....
- Bla bla bla... que sabrás tú cómo te veo yo, Pez manta!
- Lo sé, lo sé....sé que me lo perdonarías casi todo, que me ves distinta porqué creo en lo que imagino y lo que vivo a menudo me parece tan estupido que me resigno a creermelo como una verdad absoluta.
- Tu imaginación es tu flotador, pero es no quiere decir...
- Si, si que quiere decir. Quiere decir que no estás conmigo, sinó con lo que imagino de mi misma.
- Tus sueños me gustan...
- Mis sueños no son verdad...
- Sin embargo son reales...son tuyos..
- Nunca serán tuyos...si es lo que pretendes...
- Pero yo estaré contigo...es el amor...
- El amor libre del que tanto alardeamos...
- El amor líquido que se nos escapa de la boca, como la saliva, como la comida cuando estás ambriento...
- ...o hablas mientras masticas.
- Eso es asqueroso...
- Veo que lo entiendes. Quererte es asqueroso.
- Sin embargo tú no lo eres.
- Ni tú.
- Por qué yo también dejo caer la saliva, porqué a mi también me has hecho piscis.
- El agua lo inunda todo.
- El agua hace que algunas cosas floten.
- Salvavidas.
- Salvados...
- Por fin.






















Si me invitas a tu fiesta.

Porqué cuando alguien te dice te quiero siempre piensas que miente, finge o se lo inventa.
Crees que no le cuesta nada decirlo y si te lo crees estarás perdiendo el tiempo.
Ahora ya han pasado años y te sigues resistiendo.
La mayoría de veces ha salido mal, las otras han salido peor.
Han habido sorpresas también, lo sé y a veces, incluso se te ha ido de las manos.
Otras quisiste dejarlo de escuchar, deseaste que nadie te lo dijera o tal vez que no siempre fuera la misma boca la encargada de pronunciarlo.
Otras veces has sufrido eco, también dislalia y atrofia fonética o hipoacusia temporal.
Ha sido triste. Siempre pensé que todos esos síntomas eran cobardía, era ansiedad o quién sabe.
Ahora que quién mientes eres tú y se te da tan bien inventarte esas palabras una y otra vez,
festejo cada mueca y rato en que te veo, porqué siempre pareces estar en plena acción, en esos segundos previos a salir al escenario. Siempre estás nerviosa, excitada, con la adrenalina por las nubes y tu sonrisa siempre anuncia que si algo puede ocurrir, ocurrirá. Si algo tiene que salir bien, saldrá mejor y si algo puede estropearse, simplemente no lo hará.
Hace tiempo que he notado la metamorfosis de tu cobardía en arma de destrucción. Eres tan peligrosamente inofensiva, tan descaradamente valiente que, a nadie le da miedo vivir contigo lo que jamás se propusieron vivir a solas.



Porqué todo lo que les das se lo quitas luego?
Tantas cosas te quitaron antes?
Es esto una venganza personal o es ésta tu fiesta de verdad?

Te lo estás pasando bien,
ellas van, entran, salen, confían en ti,
os arañáis, os laméis las heridas,
son gajes del oficio,
y aquí no pasa nada
cuando uno es lo que siente
en vez de sentir para ser.

martes, 7 de diciembre de 2010

ATRONAUTA

Cuando levito en el espacio
cuando miro alrededor y no hay nadie
cuando me siento única
cuando lo que veo lo veo por ser yo
cuando decidí lo que quería ser
y me di cuenta de lo que realmente era
porque la diferencia entre estar suspendido o atado a un cable
no es tan grande desde que se cuál es mi profesión.

Si antes usaba telescopio,
ahora uso mis propios ojos,
ser astronauta
no es tan difícil
aunque serlo
sólo sea cuestión de tiempo.

Vigila cada pasito de hormiga que das
alli en tu planeta
hace días que te observo
y sé a dónde vas.

Vigila cada deseo que mandas al aire
porqué no llegan dónde piensas
y se pierden en el espacio
y puede que algún día
yo te los devuelva
uno por uno
después de sacarles brillo
y todos,
todos dentro de mi bolsillo.

Vigila,
porqué los astronautas ya saben dónde están
y no les asusta el ecco de las palabras que se gritan
ni los destellos que incendian el cielo,
los astronautas nunca usan espejo
y con su ojo captan fotogramas
de la vida humana
que nunca llegaran a nuestras pantallas.

lunes, 6 de diciembre de 2010

A los que se van a dormir sin pedir perdón.



Nadie te habrá contado que a veces vivo inundado 
en decisiones tan vivas que beben del ver venir...

Le duraban más


Como daba los besos tan lentos más le duraban los amores…

viernes, 3 de diciembre de 2010

Aire


Yo que siempre me he creído agua
y me he pensado líquida
yo que siempre me mojaba
y me secaba,
yo que nunca fui impermeable,
ahora sin saber cómo,
alcancé mis cuatro grados de temperatura,
mi máxima densidad antes de congelarme
y antes de perderme en alguna forma
me dejé escapar
y tánto respiré
que el oxígeno se me pegó a los genes
y ahora
no soy más que aire,
que sopla y se amolda a las nubes,
que levanta algunas hojas y entra y sale por dónde quiere,
no soy más que transparencia y calor,
brisa o escalofrío
y ese es mi estado
evaporada,
disuelta,
impregnada,
inseparable de lo que me roza o con lo que me mezclo,
soy olor y también gusto,
soy tacto,
caricia,
aliento.


Años después :

- TÚ respira,
aprende a nadar si luego tienes tiempo.

jueves, 2 de diciembre de 2010

Roll play.

Qué casualidad, allí estaba yo, con tus colegas que también eran míos y apareciste. Apareciste igual que otras veces no lo hacías. Apareciste para decirme hola, para dejar huella, para despertarme el mal tiempo o tal vez la incertidumbre.
Aquella tarde también fue casualidad. Estaba feliz, hacía tiempo que no volaba tan alto, o al menos tan libre, iba a disfrutar de la noche allí dentro, entre el calor de la gente, las miradas eufóricas, la música y el baile. Iba a emborracharme. Apareciste tú, con las entradas y una sonrisa preciosa.
Hiciste un comentario de los que provocan el hambre pero yo me provoqué el enfado . No te cansaste de usmearme, como hacen los perros y no pude evitar ladrarte.
Quisiste ladrarme, pero vi como apretabas los dientes y al final, al final se te escapó el mordisco.
Te abofete la cara y nadie se dió cuenta, ni si quiera tú, ibas tan colocada.
Luego me digiste : recuerdas nuestro último concierto aquí?
Te ignoré, eres tan gilipollas cuando quieres.
Te miré con cara de incredulidad y me soltaste aquello de : me encanta tu sonrisa nerviosa.
Ni si quiera te había sonreido, estaba llena de inquietudes y sólo queria bailar, perderte de vista, olvidarme de que habías venido a aguarme la fiesta, a buscarme las cosquillas y después la lengua.
Fui tan desagradable como pude y tu tan víctima como pretendías. Luego decidí relajarme, reírme de la situación.
Entonces tú lloraste, con ayuda de tu borrachera, porqué te diste cuenta que ni a buenas ni a malas llegabas a tiempo a mí, que todo jugaba en tu contra y que ya habías abierto las piernas en otra cama, otra cama que no era la mía, ni conmigo, que yo ya no estaba en la tuya, y ni si quiera podías averiguar si yo ya anduve en la de otras.
Te dolió y me dijiste : a quién tengo que felicitar por haberte convencido mejor que yo?
El segundo bofetón. Nadie se dio cuenta excepto tú. Ahora sí. Yo no. Te hubiese metido diez más.
En el fondo me da lástima, no sirves para aprender, algo te falla, el músculo cardiáco se te atrofia y lo que dices ni si quiera antes lo has pensado.
Andas con orgullo y luego agachas la cabeza y lloras de vergüenza. Quieres romper corazones y ni si quiera sabes como rehacer el tuyo. Por eso el resto de la noche la pasé bailando, con nuestros amigos, con el resto de la gente, por eso le di el teléfono a todas los chicas que se acercaron a mí, por eso miré más de la cuenta, por eso lo intenté con más de una, por eso terminé fuera de allí, por eso desaparecí, por eso mismo no te cogí el teléfono esta mañana.

Vete. Sólo eres figurante.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Puedes aún creer en el amor?

Voy a comerme cada parte
sin olvidarme de a quién me como
y cuando termine a cada bocado
alcanzaré con mi mano el siguiente pedazo
para no tener la sensación
de que ya sólo eres pedazos
y conmigo jamás volverás a ser tú,
ni entera ni completa
ni tan feliz ni tan nueva.

Nunca te vi sonriendo así,
tendría que felicitar a ese alguien más,
conmigo siempre estuviste sola.

Ay

Ay
me atacan todos tus bichos,
todos quieren entrar dentro,




qué pesados son tus dedos.


Ay
será que a dónde vas yo ya estuve antes
será que por dónde yo paso no llegarás