Páginas vistas en total

viernes, 10 de mayo de 2013







Me gustan las cicatrices en la piel, 

las manchas extrañas en el cuerpo y 
los restos de comida en los labios. 
¿Qué le voy a hacer?
Así,
ni nada liso ni nada terso,
ni nada uniforme ni simétrico,
ni nada limpio ni pulcro.
Cuánto más relieve tiene
más me gusta,
cuánto más extraña su forma más
la veo en todas partes
y cuánto más pequeño es el detalle
más llama mi atención.
Así,
así son las cosas que en tu cuerpo yo veo,
así son y así las quiero.

sábado, 4 de mayo de 2013

E-K-tombe.

Quererte un poco y un rato,
soñar con hacerlo siempre,
tener miedo a desearlo
y entender que te quiero
para todo el rato.




A los mentirosos que no saben que lo son.

A los que creéis que el amor es ocultar mentiras,
a él, ella y a uno mismo,
y sentirse bien cuando todos piensan que
hacéis buena pareja.
Y decirle, decirte y decirnos que es el amor de tu vida.
Imbéciles.
Deja que me ría,
para eso estás tú aquí.
Pareja, un invento estúpido.
El amor son cuatro letras,
no dos cuerpos.
Tu história de amor nunca estuvo escrita,
y lo único que puedes hacer
es mentir.



Pero eso tampoco es malo,
aunque también eso te lo hayas creído.

A mi, fiel.


entra las veces que quieras,
pasa por mi,
envuélveme,
atraviesalo todo
y vuelve cuando quieras,
aquí estaré,
muy distinta 
y muy igual,
siempre 
dónde esten mis pies
y como yo quiera,
tu puedes ser viento
y yo agua,
líquida
y gaseosa,
burbuja de vez en cuando,
y con el asombro 
de poder flotar
solo al estar contigo
y estallar después
para volver 
al punto
en el que
si,
soy yo,
en ese espejo,
yo,
por mucho que el reflejo
quiere ser burbuja.

jueves, 2 de mayo de 2013

Cambios previsibles y relativos

He jugado a cambiar las cosas
porqué llevo mucho tiempo aceptandolas.
Aún así,
nada tiene más poder de cambió que una cadena
pero también las cosas por si mismas.

Lejos, cerca, a un océano de distancia o a 0 mm de tí,
me sentiría conmigo misma,
qué es lo que harás tu?
No lo sé,
el amor no es cosa de dos,
es todo sobre mi misma,
amarme una y otra vez
y esa responsabilidad,
hace tiempo que no la comparto con nadie.



Cada día es un plan b,
un y sí,
para el que aunque quiera
no estaré preparada
y no importa,
no importa,
ahora soy relativa,
y te quiero a fondo,
relativamente,
y me iré lejos
relativamente
y si me quedo,
es posible
que te siga queriendo,
relativamente,
y también puede,
que relativamente,
todo siga igual.


Pero,
ahora ya,
sola,
relativamente sola,
y contigo
y los demás,
yo solo me pregunto cosas
que yo misma pueda contestar.