Páginas vistas en total

jueves, 31 de enero de 2013

El sudor del mar

Algunas partes encajan como puzzles,
las piernas sobre todo
y el movimiento que nos invade
que es el mismo que provoca el oleaje del mar,
y tú que te escondes entre los colores de la noche
y yo tan fluorescente que me delato cuando huyo.
El calor y el frío sólo quieren vernos jugar
y el invierno con el verano les miran como padres en la verja de un colegio.
Qué hacemos tú y yo aquí en medio?
Ni querernos ni odiarnos,
ni importarnos ni olvidarnos,
que hacemos tú y yo tan adentro?
Dormir no, dormir no,
sólo apretarnos, apretarnos,
cuando hace frío, mucho frío
y separarnos sólo cuando
el sudo del mar ya nos ha atrapado.

Muerta de hambre

Me muero de hambre
cuando estoy debajo tuya,
pero tú, tú cocinas tan bien...

Me muero de hambre
cuando te tengo encima,
pero tú, tú cocinas tan bien...

martes, 15 de enero de 2013

Bichos de agua dulce

Se aburren mis entrañas cuando veo a todos esos bichos trepando hacia mis ideas
y pienso en aplastarlos y luego probar su jugo
hasta que, justo a tiempo, me doy cuenta de que no son molestos
ni tampoco sabrosos,
están ahí por algo y sólo siento cosquillas,
luego nada y,
el resto del tiempo sólo los espero y espero,
a que vuelvan y me trepen de nuevo,
sin saber porqué, sin saber si quiero,
sabiéndose ellos que son lo único que tengo.

Aguas calientes.

Amantes que alcanzan algo en lo más hondo de tí,
y tú, que aunque no les ofreciste nada las invitaste a bañarse en tus adentros,
amantes que se sumergirán creyendo que están solas y 
tu que de pronto te sentirás tan acompañada ,
sabrás que la diferencia está
en que con ellas entre tus entrañas,
las aguas estarán al fin más templadas.