Páginas vistas en total

jueves, 12 de enero de 2012

Completa los huecos que hay a continuación.

Nunca había sido una mujer completa, ni lo soy ahora.
Me han tocado, acariciado y penetrado. Me gusta.
¿Qué nos falta? ¿Por qué siempre queremos más?
¿Por qué nunca es suficiente?
Siento que mi sexo, mi sexualidad, están muy ligados a mi condición existencial,
mi ser mujer, mi existencia femenina, mis filtreos con mi yo, mis seducciones y mis atractivos personales.
Siento que la comida, el sabor, el gusto y el hambre ante todo, esta presente en mis placeres sexuales,
siento que esa la misma sensación, la de sentirse saciado y satisfecho a partes iguales.
Pero también la costumbre manda, y los caprichos y antojos, también cuando aborrecemos.
Nunca me he sentido completa, ni ahora lo estoy.

1 comentario:

  1. "¿Por qué siempre queremos más?
    ¿Por qué nunca es suficiente?"


    Eso mismo digo yo a veces.

    ResponderEliminar